Calculando...
Calculando..
Logotipo de PATEC.- Patrimonio Tecnológico S.L.
ATENCIÓN COMERCIAL:
contacto/equipo/Carlos.200px.284px.jpg  Andalucía, Extremadura, Toledo, Ciudad Real  608.391.683
contacto/equipo/Mestres.200px.284px.jpg  Cataluña, Aragón, Castellón, Balears  680.421.033
contacto/equipo/Lopez.200px.284px.jpg  Resto de España  696.486.257

Nave industrial

Nave industrial.

NAVE INDUSTRIAL. Resistencia al fuego. Mitos y leyendas.

Vamos a construir una nave industrial y lo primero de todo es decidir si la hacemos de hormigón o metálica. Los fabricantes de hormigón, en su afán por vendernos su nave, nos dirán que una nave de hormigón soporta mejor el fuego que una metálica, pero esta afirmación es completamente falsa, pero vamos por partes...

Antes de continuar leyendo puede calcular EL COSTE de su nave   marcando en el recuadro.

Una nave industrial es un edificio cerrado destinado a albergar la manufactura de productos, la venta de los mismos, talleres de reparación o montaje, o el almacenamiento de todo tipo de materiales. Como consecuencia el riesgo de incendios es elevado, y no tanto por el propio daño que puede sufrir la propia industria, como por el daño a las personas o a otras naves industriales cercanas.

Las normas de protección contra incendios en España y en Europa, se orientan principalmente en dos direcciones como hemos dicho:

  • CTE.SI.- “Código Técnico de la Edificación. Seguridad en Caso de Incendio”, tiene por misión proteger a las personas usuarias del edificio.
  • RSCIEI.- “Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales”, que tiene por misión evitar la propagación del fuego a otros establecimientos vecionos.

Como podemos ver, ninguna norma tiene por misión proteger al propio establecimiento que sufre el incendio, sino simplemente se trata de proteger a terceros, bien personas, bien otras naves industrias aledañas.

Naves industriales

Cuando el establecimiento industrial va destinado a la producción o al almacenamiento, y no a las personas en general o público ajeno a la nave, la protección de las personas pasa a un segundo lugar, no siendo de aplicación el CTE.SI, ya que se supone que las personas usuarias habituales del edificio, no son ajenas a la “actividad” de la nave industrial, y por tanto conocen bien las salidas y las dificultadas para salir en caso de incendio. Sólo cuando por ejemplo la nave va destinada a personas ajenas a la actividad, como por ejemplo tiendas en naves industriales, restaurantes en polígonos, centros comerciales, etc., dado que el usuario es ahora el público en general, y éste no conoce las instalaciones, su protección y señalización de evacuación pasan a un primer término, y es el CTE.SI el que impera en primer lugar, aunque también le es de aplicación el RSCIEI para evitar también propagar el fuego a otras naves industriales contiguas.


En contra de lo que se piensa, la protección contra incendios de las naves industriales no tiene por misión conseguir que el edificio no se vea afectado o que no se derruya por la acción del fuego, sino que de lo que se trata es de conseguir que permanezca en pié el mayor tiempo posible, para dar tiempo a los bomberos a extinguir el fuego y que no se propague, o para dar tiempo a las personas que lo usan a evacuar el establecimiento industrial sin sufrir daños. Pasado este tiempo, a las normas les da completamente igual que el edificio industrial se derrumbe. No es su misión proteger al propio establecimiento industrial del daño que le pueda causar el fuego. Prácticamente en el 100% de los casos, hay que terminar derruyendo el edificio después de un incendio, y reconstruirlo de nuevo desde cero.

De aquí en adelante, nos centraremos en la aplicación del RSCIEI, ya que es la parte más importante de la protección contra el fuego de una nave industrial, principalmente porque las naves industriales no se destinan normalmente a personas, salvo los centro comerciales, que a fin de cuentas son pocos los que se construyen, o los que necesita el lector de esta web.

Falsas creencias sobre una nave industrial de estructura metálica

Existe la mala intención por parte de los prefabricadores de naves de hormigón armado o pretensado, de hacer creer a los promotores que una nave de estructura metálica no resiste el fuego igual que las de hormigón, o que su protección contra el fuego sería tan costosa que hace inviable su uso en la práctica.

NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD..., O TODO LO CONTRARIO.

Las naves industriales construidas con estructura metálica, son en realidad perfectamente aptas para ser protegidas y resistir el tiempo que las normas como el RSCIEI le exige, y el coste total de la estructura y de la protección, es bastante menor que el de las naves de hormigón armado o pretensado. Haga la prueba, pida precio de una nave de hormigón prefabricado, y pídanos precio de una nave de estructura metálica para el mismo ancho y para las mismas condiciones en general que la de hormigón. Se llevará usted una sorpresa agradable sobre las naves de estructura metálica.


¿Pero cuánto tiempo tiene que soportar una nave sin caerse?

En primer lugar tenemos que conocer o clasificar el uso que vamos a hacer de nuestra nave industrial ¿A qué la vamos a dedicar de forma más preponderante?. En segundo lugar discernir si más bien la vamos a dedicar a fabricar unos determinados productos (o a reparar artículos en general como es el caso de un taller mecánico para vehículos), o bien distinguir claramente si la vamos a dedicar a almacenar principalmente mercancías.

Una vez hecho esto podemos entrar en el Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Establecimientos Industriales (RSCIEI en adelante), y en su tabla 1.2 (que es muy amplia) buscar en la primera columna algún epígrafe que coincida sensiblemente con la dedicación de nuestras industria, bien sea a la producción o al almacenamiento.


Por ejemplo si nuestra nave se va a dedicar a la fabricación de aceites comestibles para la expedición (para la venta), lógicamente la carga de fuego será mucho menor que si la vamos a dedicar a almacenar aceite en estanterías o en tinajas. Es fácil de comprender que si me dedico a fabricar, habrá máquinas por el medio de la fábrica, carretillas transportadoras, amplios pasillos, materias primas, algunos productos elaborados en palets, etc., pero desde luego el potencial de calor que podría desprender mi industria "de fabricación" quemándose, sería bastante menor que si me dedicara "al almacenamiento" al por mayor.

En el caso de decicar la nave a la "producción", su potencia calorífica se evalúa con una media de 900 Mega Julios por metro cuadrado de nave (es una media estadística hecha por el Ministerio), y en el caso de "almacenamiento", tendremos que conocer forzosamente la cantidad total de aceite que vamos a almacenar como máximo en la nave, de manera que si llegáramos a almacenar de media (vamos a suponer) 2 m3 por cada metro cuadrado en planta de nave, el poder calorífico por m2 de nave sería 18.000 MJ/m2 (valor obtenido de la tabla 1.2) multiplicado por 2 m3 almacenados en vertical (de media inisistimos), es decir, 2 metros de altura por cada metro cuadrado en planta de nave. En total obtenemos 37.800 MJ/m2, una cifra bastante mayor que los 900 MJ/m2 de si me dedicara realmente sólo a fabricar o a embotellar el aceite.

2 m3 por cada metro cuadrado, puede significar que tengo toneles o depósitos de aceite de 6 m de altura y 3 m de diámetro, distribuidos a ambos lados de unos pasillos todo a lo largo de mi nave, pero si repartieramos todo el aceite por todo el suelo de la nave, no subirían hasta los 6 m de altura, sino sólo hasta 2 m de altura de media.

Ya hemos dado un primer paso para determinar cuanta cantidad de energía calórica almacenará nuestra nave industrial, pero también debemos tener en cuenta otros factores, como por ejemplo si lo que almacenamos tiene un alto o bajo riesgo de inflamarse espontáneamente o con facilidad, por lo que entraremos para ello en la tabla 1.1 del RSCIEI.


Porque una cosa es la energía TOTAL que se liberaría cuando ardiera nuestra industria con ese determinado tipo de producto dentro, y otra bien distinta, lo fácil o difícil que le resulte arder, es decir, lo rápido que sea el arranque del incendio debido a la baja o a la alta temperatura de combustión del producto. Este coeficiente "Ci" se llama Coeficiente de Peligrosidad por Combustibilidad.

Y por último tenemos otro factor o coeficiente corrector, que tiene en cuenta la estadística en cuanto a incendios de establecimientos o industrias similares a la nuestra. Este factor se llama Coeficiente Corrector por el Grado de Activación conocido como "Ra", y viene en la misma tabla 1.2 que vimos antes, justo al lado de la potencia de fuego.

Ya podemos por tanto, evaluar la carga de fuego corregida de nuestra nave industrial, la densidad del hipotético calor que liberaría nuestra nave por cada metro cuadrado de planta; y finalmente con ese valor entraremos en otra tabla del RSCIEI para obtener o para clasificar el "peligro" que tiene nuestra industria, todo ello de cara a pensar en cómo proteger mejor a otros establecimientos industriales o a otras naves adosadas o cercanas a la nuestra, de la propagación de nuestro fuego, y poner así los medios necesarios que eviten en lo posible la propagación de nuestro incendio perjudicando a otros bienes de otras personas ajenas a nosotros.

Densidad de carga de fuego ponderada y corregida

En definitia, la multiplicación y el reparto que debemos hacer por metro cuadrado de nuestra nave industrial es muy sencilla. Multiplicaremos la densidad de carga de fuego extraida en la tabla 1.2, por los coeficientes "Ci" y "Ra", para luego dividir todo por los metros cuadrados en planta de nuestra nave industrial.

Ya tenemos la densidad de carga de fuego ponderada, con la que clasificaremos nuestra industria de forma sencilla a continuación.

Poco a poco iremos completando este apartado de nuestra web titulado “NAVE INDUSTRIALResistencia al fuego, dándole al lector todas las explicaciones del por qué de esta afirmación y de la diferencia de precio a favor de las naves de estructura metálica. No se lo pierda... continuará.


Naves industriales

Cubiertas ligeras

Naves industriales prefabricadas


Para solicitar INFORMACIÓN y PRESUPUESTOS, por favor póngase en contacto con el ASESOR COMERCIAL que corresponda a su zona:
Andalucía, Extremadura, Toledo y C.Real
contacto/equipo/Carlos.200px.284px.jpg_ Carlos Picón   Tfn._608.391.683
Email: carlos.patec@gmail.com
Cataluña, Aragón, Castellón, I.Baleares
contacto/equipo/Mestres.200px.284px.jpg_ Joan Mestres     Tfn._680.421.033
Email: comercial@forpol.com
Resto de España
contacto/equipo/Lopez.200px.284px.jpg_ José Antonio García     Tfn._696.486.257
Email: joseantonio.patec@gmail.com

CONTRATADA LA OBRA, llevará el seguimiento de su montaje o suministro el RESPONSABLE TÉCNICO del taller que se le asigne por cercanía:

Oficina técnica:
PATEC
Patrimonio Tecnologico S.L.
CIF B10268878
c) Isla de La Toja, nº 4
10001-Cáceres
Director Técnico:
contacto/equipo/Jaime.200px.284px.jpg Jaime Jiménez
Tfn. 617.425.283
Email: patecsl@gmail.com


Fabricación y montaje:
MYD
MyD Estructuras Metálicas S.L.
CIF B13242086
Avda. de los Siete Molinos, s/n
13610-Campo de Criptana (Ciudad Real)
Tfn. 926.110.249
Tfn. 663.803.581
Responsable técnico:
contacto/equipo/Miguel_Angel.200px.284px.jpg Miguel Ángel de La Guía
Email: metalmyd@metalmyd.com


Fabricación y montaje:
EUROEXMO
Euroextremeña de Montajes Industriales S.L.L.
CIF B10279305
c) Pedro Henlein, nº 53
10600-Plasencia (Cáceres)
Tfn. 927.419.107
Tfn. 629.423.673
Responsable técnico:
contacto/equipo/Antonio.200px.284px.jpg Antonio García
Email: euroexmosll@telefonica.net


Fabricación y montaje:
RELENTE
Industrias Relente S.L.
CIF B91149724
c) 1º de mayo (Pol.Ind. La Fuentecilla)
41630-La Lantejuela (Sevilla)
Tfn. 954.828.828
Tfn. 655.969.824
Responsable técnico:
contacto/equipo/Jose_Luis.200px.284px.jpg José Luís Vega
Email: industriasrelente@hotmail.com


Fabricación y montaje:
FORPOL
Forpol Estructuras S.L.
CIF B25636044
c) Quarteres, nº 2
43420-Santa Coloma de Queralt (Tarragona)
Tfn. 977.880.781
Tfn. 680.421.033
Responsable técnico:
contacto/equipo/Mestres.200px.284px.jpg Joan Mestres
Email: comercial@forpol.com


Fabricación y montaje:
AGROMONTIS
Agromontis S.L.
CIF B32456501
Ctra. Nacional 525, nº 97
32692-Sandiás (Ourense)
Tfn. 677.511.832
Responsable técnico:
contacto/equipo/Manuel_Losada.200px.284px.jpg Manuel José Losada
Email: agrosabu@gmail.com


Fabricación y montaje:
CARPIMER
Carpimer La Mancha S.L.
CIF B02379782
c) E esq. C. Parc. b-12
Pol. Ind. Los Villarejos
02230-Madrigueras (Albacete)
Tfn. 967.484.175
Tfn. 687.812.618
Responsable técnico:
contacto/equipo/Francisco_Merino.200px.284px.jpg Francisco Merino
Email: carpimer@carpimer.es


Fabricación y montaje:
IFITEC
Montajes Ifitec S.L.
CIF B06382014
c) Electricidad, nº 1
Pol. Ind. Ctra. Arroyo San Serván
06200-Almendralejo (Badajoz)
Tfn. 924.670.807
Tfn. 609.124.651
Responsable técnico:
contacto/equipo/Pedro_Gonzalez.200px.284px.jpg Pedro González
Email: pedrogonzalez@ifitec.net

(This design is based on the Bootstrap libraries. Compatible with mobile phones. Tested with W3C. PATEC nave-industrial.php 2018-01-23)